No hay nada peor que no tener alguna de estas dos cosas